Se sale

THEHOLE

The hole

Obra: The Hole. Creación: Paco León, Yllana y Letsgo. Dirección artística: Yllana. Textos: Secun de la Rosa y Paco León. Intérpretes: Quequé, Marta Torres, Nacho Sánchez, Donet Collazo, Julio Bellido, Arantxa Fernández, Mónica Riba, Adrián García, Bruno Gulo, Alex Forriols, Toni Vallés, Dúo Flash y Abdulaeva Dilorm Dilya. Lugar y fecha: Tetro Gayarre, 2-13/07/14. Público: rozando el lleno (en la función del 2)

Los Sanfermines son para salir. Por las mañanas, por las tardes, por la noche, según el gusto (y las posibilidades) de cada cual.¿Entrar al teatro? Si nunca hay nada que merezca la pena.  Bueno, el año pasado el Gayarre se la jugó con La Cubana. Una apuesta de riesgo con casi una veintena de funciones que salió estupendamente. ¿Motivos? Una compañía conocida, un humor festivo y para todos los públicos, y, especialmente, un espectáculo de calidad que el boca a oreja contribuyó a consagrar como una alternativa de ocio para las tardes de la Fiesta. Este año, la sala pamplonesa redobla el envite con una propuesta en parte distinta, pero igualmente atractiva y que a buen seguro se verá beneficiada por el precedente del año pasado.

La calidad se le presupone. The hole se ha mantenido con éxito durante dos temporadas en la cartelera madrileña; la buena acogida ha motivado una secuela del espectáculo; y el montaje original sale ahora de gira con la intención confesa de “poner patas arriba” las ciudades por donde pasa. Casi literal: basta echar un ojo a la fachada del Gayarre estos días. Su campaña de promoción tiene un punto provocador que ha funcionado a completa satisfacción de sus productores. Esto será, no obstante, materia para la sociología. A mí me interesa más el eslogan que acompaña a sus anuncios: “Hay que estar en el agujero para salir del agujero”. Un lema ambiguo, adecuado para tiempos duros como estos; también con un matiz canalla, si se mira desde otro punto de vista. Como el pensamiento de un vividor que echase la vista atrás.

Esa es la ética de The hole: el punto frívolo, atrevido, de celebración de la vida hasta el último trago. La estética es la de un género que también ha habitado el agujero de la decadencia durante bastantes años y al que ahora iniciativas como esta y otras, como la de El Plata en Zaragoza, tratan de devolver el brillo perdido: el cabaret. Bueno, cabarets hay muchos y variados. The hole prescinde de recreaciones historicistas, bucea en el espíritu del género y crea un cabaret para este tiempo, aunando números musicales, momentos de circo, humor desvergonzado y, por supuesto, ciertas dosis de erotismo.

La cosa funciona muy bien. La presencia de Yllana en la creación del espectáculo es una garantía. Poca gente como ellos trabaja el humor entendido como espectáculo, la comicidad de cada detalle y, especialmente, el ritmo del conjunto. The hole está concebido para que no decaiga ni durante el descanso. Cada pieza deja paso a la siguiente sin tiempos muertos. Todo se sucede de forma natural, con el apoyo de la continuidad marcada por el Maestro de Ceremonias, Quequé en este montaje. Sus intervenciones, firmadas por un solvente escritor de comedia como Secun de la Rosa, son descaradas y divertidas. ¿Dónde está el límite entre el descaro y la vulgaridad? Pues seguramente donde uno quiera ponerlo. A mí me resultaron cómicamente irreprochables. Quequé centra la atención del espectáculo, pero habrá que destacar también las canciones a capela de Los Mayordomos: un repertorio popular y resultón, soberbiamente interpretado. En los números de circo, tal vez haya una sobrepresencia de los números aéreos, aunque sí que es cierto que resultan espectaculares en este recinto y que estaban soberbiamente ejecutados. Los de Las Supernenas fueron extraordinarios, así como el de Donet Collazo. El Pony Loco le inyecta el punto de locura y provocación a su parte. Y Abdulaeva Dilorom, presentada como una oronda Marilyn de Botero, hace que el suyo resulte especial. Tal vez no tan lucidas resultaron las acrobacias en suelo del Dúo Flash. En cualquier caso, todo el conjunto funciona como un mecanismo de relojería. En Sanfermines, esto se sale.

Fotografía: http://www.theholeshow.com/web/
Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: